El Colmillo representa la fuerza humana, su conexión ancestral con los espíritus de los animales, aquellos que en la noche de los tiempos eran la encarnación de sus temores y a los que debía enfrentarse para sobrevivir.
Portar un colmillo en el cuello simboliza la capacidad de superar a los adversarios, y el poder del hombre para erigirse director de los acontecimientos y superar cualquier obstáculo.
Hace surgir de lo más profundo una fuerza innata que nos conecta con ancestrales poderes y nos hace invencibles.

Este dije es de Plata 925 inflada y tiene un largo de 3,5cm.